lunes, 26 de agosto de 2013

las angustias de mari-luz


Relato:

No había motivos ya para seguir viviendo , se decía ella, mientras terminaba de coser el último pantalón roto a aquellos niños.

En el Orfanato , las cosas se estaban poniendo muy mal, y ella no era voluntaria, sino que trabajaba para la Asociación y le pagaban un minúsculo sueldo, pero le servía para pagar todas las facturas.

Pero su sueldo era lo que menos le preocupaba para decidir si quitarse la vida o no, eso era lo de menos, lo peor era ver a su madre todas las Noches que pasaba en vela , y escuchar todas la catástrofes que le contaba en Vida, teniendo en cuenta que hacía un siglo que ya había muerto .

Si no fuese por ello, hasta ella misma estaría dispuesta a matar al pobre fantasma de su madre, sin embargo, le daba tanta pena, tanta pena le daba que pensaba en irse allí con ella y en Medio de la Muerte, hacerla Resucitar pero claro, primero tenía ella que morirse primero para visitarla allí en su Otra Vida .

Y tanta pereza le daba, tanta, que decidió morirse directamente de un infarto, dejar a su madre tranquila descansando, y no convencer a nadie de nada más.



13 comentarios:

  1. Ojalá desista de marcharse, por mala que sea o parezca la vida siempre puede cambiar, tiempo tendrá y será cuando llegue su hora.
    Besos, feliz día

    ResponderEliminar
  2. Su hora vendrá y se la llevará...en ese preciso momento

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. no te digo que no, perece ser que le llegó...

      Un beso.

      Eliminar
  3. Su hora vendrá y se la llevará...en ese preciso momento

    ResponderEliminar
  4. Guau, matar al propio fantasma de la madre...

    Que barbaridad...

    Que relato tan tremendo

    Un abrazo, amiga

    ResponderEliminar
  5. Pues parece que si, no tener que convencer a nadie da bastante tranquilidad.

    besos.

    ResponderEliminar
  6. Caramba! me ha encantado, magnífico y espeluznante a la vez relato, enhorabuena, un saludo!

    ResponderEliminar